Ahorrar Gasolina: Consejos que si funcionan

Ahorrar gasolina es una de las formas más populares para ahorrar dinero, y es que el gasto que se realiza en el combustible para el vehículo en el que diariamente nos movilizamos suele ser muchas veces excesivo. A continuación, presentamos algunos consejos para ahorrar gasolina que puedes seguir.

El momento ideal para comprar gasolina

La gasolina tiende a tener más densidad cuando la temperatura es menor, razón suficiente para cambiar nuestros hábitos y comprar gasolina lo más temprano posible o bien en horas de la noche. Comprobaremos que la duración del combustible es mucho mayor a la habitual.

El tanque nunca debe vaciarse por completo

Mientras más aire hay en el tanque de gasolina el funcionamiento del automóvil será menos eficiente. Pareciese que esta recomendación nos indica que nos encontremos constantemente reabasteciéndonos de gasolina y, por tanto, gastando más, pero lo cierto es que un funcionamiento más eficiente supone ahorrar gasolina.

Recargar combustible en gasolineras céntricas

Las gasolineras que se ubican en la periferia de las ciudades por lo general no reabastecen los depósitos con la misma velocidad que lo hacen las gasolineras céntricas; esto nos indica que la gasolina no está almacenada por un tiempo demasiado prolongado y, por ende, es de mayor calidad. Además, la concurrencia en las gasolineras suele ser por los precios bajos en el combustible de las mismas, algo que podemos aprovechar para ahorrar dinero.

No llevar demasiado peso en el vehículo

El peso del vehículo influye indudablemente en el consumo de gasolina, especialmente en los trayectos en los que se tenga que realizar cambios bruscos en la velocidad como acelerar rápidamente o frenar de forma brusca.

No hacer recorridos innecesarios

Otra buena forma de ahorrar gasolina es el definir cuáles serán los trayectos que se recorrerán durante el día, de esta forma se pueden trazar rutas que permitan el ahorro tanto de tiempo como de combustible.

Revisa la presión de los neumáticos

Los neumáticos inflados con la presión adecuada reducen el consumo de combustible del vehículo, un neumático mal inflado genera mayor resistencia al rodamiento, esto genera mayor desgaste y una fricción excesiva.

Si no sabes la presión con la que debes inflar tus neumáticos, solamente revisa en la puerta del conductor, la mayoría de los fabricantes suelen colocar esa información a la vista al momento de abrir la puerta del conductor.

Planifica tu viaje

Antes de salir a algún destino, es importante tener claro la ruta por la que debemos transitar, esto evitará que demos vueltas innecesarias o recorramos más distancia, una recomendación es llevar en tu celular una aplicación con GPS ya que muchas veces estas aplicaciones nos muestran una ruta optima donde hay menos tránsito y podemos ahorrar tiempo y gasolina.

Cambiar de marchas a bajas revoluciones

Lo ideal en vehículos de gasolina es cambiar de marcha entre 2.000 y 2.500 rpm, mientras que para motores diésel mantenerlo entre 1.500 y 2.000 rpm, esto puede variar en función de tu vehículo, pero siguiendo estos consejos podremos conseguir un mejor consumo de gasolina.

Uso del aire acondicionado

Haz uso de aire acondicionado solamente cuando sea necesario, está comprobado que el uso del aire acondicionado puede reducir hasta un 12% del consumo de combustible, es por eso que si vas en la ciudad de preferencia abre las ventanillas para ventilar e automóvil.

Sin embargo si haces un viaje en carretera y se conduce con más velocidad es recomendable cerrar las ventanillas para hacer mejor resistencia al aire.

Da mantenimiento a tu vehículo

Es muy recomendable llevar nuestro vehículo a servicio de mantenimiento cada 6 meses o 10 mil kilómetros, de esta manera tendrá un correcto funcionamiento y un desgaste menor, lo que nos permite ahorrar gasolina y extender el tiempo de vida de nuestro automóvil.

Modifica tu forma de conducir para ahorrar gasolina

Respeta los límites de velocidad – De esta manera mejoras rendimiento de combustible y te libras de una multa de tránsito.

Evita conducir muy cerca de otro automóvil – Si conduces muy cerca del automóvil de enfrente, usarás más constantemente el acelerador y el freno lo que se refleja en uso de más combustible, intenta mantener una distancia segura entre tu vehículo y el de enfrente.

No aceleres rápidamente – Cada que pisas a fondo el acelerador aumentas las revoluciones del motor, desgastas los neumáticos y gastas más combustible. Acelera con lentitud y solo gastarás el combustible necesario.

Estaciónate en la sombra – Cuando dejamos el automóvil sobre el sol éste se calienta, de igual manera el combustible, lo que propicia que se evapore y nos rinda menos el tanque.

Trata de evitar el tráfico – El momento más difícil para ahorrar gasolina es cuando estamos atorados en el trafico ya que debemos estar acelerando y frenando constantemente, como lo comentamos anteriormente puedes hacer uso de aplicaciones con GPS que te lleven por trayectos donde haya menos tráfico, con esto ahorras tiempo y dinero.

Valora este artículo para mejorar la calidad de las publicaciones...

PobreRegularEstá BienMuy BuenoExcelente (5 valoraciones, media: 4,40 de 5)
Cargando…
Etiquetas:, ,

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Compartir
Oso Financiero

Oso Financiero

Recibe consejos para empezar o mejorar tu negocio y tus finanzas personales

Gracias por suscribirte!